Buscar

El rendimiento de las acciones puede provenir de dos vías:

  • Reparto de dividendos entre los accionistas
  • Plusvalías o minusvalías por la evolución de la cotización en el mercado. Estas plusvalías o minusvalías solo se hacen efectivas en el momento en que se vende la acción.

EJEMPLO

El señor Sánchez compra 500 acciones de la compañía X, que cotiza en la bolsa de Madrida un precio de 15 euros por acción. Los costes asociados a la operación le suponen un0,75% sobre el efectivo.

¿Cuánto desembolsa el señor y por su inversión?

(500 x15)*(1+0,0075)= 7.556,25 euros.

¿Cuánto ha pagado por cada acción adquirida?

7.556,25/ 500= 15,11 euros.

Al año siguiente la compañía aprueba un reparto de dividendos de 0,34 euros por acción (descontada la comisión por cobro de dividendos).

¿Qué rentabilidad le supone al señor Sánchez?

0,34/15,11= 2,25% de rentabilidad.

Tras el cobro del dividendo el señor Sánchez se plantea vender sus acciones de la compañía X. En ese momento la sociedad cotiza a:

  • 17 euros por acción.
  • 14 euros por acción.

¿Qué rentabilidad obtendría el inversor en cada caso, considerando unas comisiones por venta del 0,75% sobre efectivo?

  • 17*(1-0,0075)= 16,87 euros por acción. El precio de compra fue de 15,11 euros. (16,87-15,11)/15,11= 11,65% de rentabilidad vía venta de la acción.
  • 14*(1-0,0075)= 13,90 euros por acción. (13,90-15,11)/15,11= -8,01% de rentabilidad.