Buscar

Un warrants es un producto negociable que incorpora el derecho de comprar o vender un activo (subyacente) a un precio de ejercicio y para un plazo determinado.

El que adquiere un warrant tiene el derecho pero no la obligación de comprar o vender el subyacente en la fecha de vencimiento. Que ejerza o no ese derecho dependerá de cuál sea en ese momento el precio del subyacente (precio de liquidación) en relación con el precio de ejercicio.

Existen warrants de compra (call) y de venta (put):

  • Warrants de compra (call warrant): otorgan al titular el derecho a comprar el activo subyacente al precio de ejercicio. Si el precio del subyacente (precio de liquidación) es superior al de ejercicio, el contrato se liquidará por abono al titular de la diferencia resultante.
  • Warrants de venta (put warrant): el titular adquiere el derecho a vender el activo subyacente al precio de ejercicio. Si el precio de liquidación es inferior al de ejercicio, el contrato se liquidará abonando al titular la diferencia resultante.

Los activos subyacentes pueden ser muy diversos: hay warrants sobre valores de renta variable (acción o cesta de acciones), negociados en mercados españoles o extranjeros; warrants sobre índices nacionales o extranjeros, sobre tipos de interés, divisas, materias primas, etc.

Según las posibilidades de ejercicio, los warrants pueden ser de tipo americano (es posible ejercerlos durante toda la vida del warrant, hasta vencimiento) o de tipo europeo (sólo se pueden ejercer en la fecha de vencimiento). En España, los warrants más complejos sólo se dirigen a inversores cualificados.

Para obtener más información, puede consultar la guía “Opciones y Futuros” y la ficha “warrants y turbowarrants”.

En España, las emisiones de warrants se registran en la CNMV y sus folletos informativos pueden consultarse en los Registros Oficiales. La contratación se realiza en la bolsa española, en un segmento especial del mercado continuo. Puede consultarse en la bolsa las características de negociación de los diferentes warrants. Tenga en cuenta que para comprar o vender, el inversor tiene que transmitir la orden a un intermediario financiero.