Buscar

Las empresas que acuden al mercado primario, lo hacen con el objetivo principal de captar fondos del público mediante la emisión de nuevos valores. Es decir, los inversores obtienen títulos recién creados que adquieren directamente del emisor, por lo que todos los instrumentos tienen valor de primera emisión.

Sin embargo, también se consideran operaciones de mercado primario las compras o ventas de valores que ya estaban en circulación, cuando se realizan a través de una oferta pública (OPS-oferta pública de suscripción y OPV- oferta pública de venta).

Pueden existir nuevas acciones a disposición del público cuando la empresa toma las siguientes decisiones:

  • Cuando acuerda ampliar el capital social con emisión de nuevas acciones, previa renuncia de los accionistas a su derecho de suscripción preferente, se conoce como oferta pública de suscripción (OPS). De esta forma, el porcentaje de la participación de los antiguos accionistas disminuye y se da entrada a nuevos socios, alcanzándose una mayor difusión accionarial.
  • Cuando realiza una oferta pública de venta (OPV): Operación por la que uno o varios accionistas ofrecen sus acciones al público en general. El capital social no varía, sólo cambia de manos (total o parcialmente). Es decir, en una OPV no se crean nuevas acciones, sino que un cierto número de ellas se pone a disposición del público en general.

Una oferta pública puede dirigirse a diferentes grupos de inversores (tramos). Los posibles tramos de una oferta son: tramo minorista (pequeño inversor), tramo de inversores cualificados y tramo para empleados.

Cuando una sociedad decide realizar una OPV u OPS dirigida al público en general, es obligatorio registrar en la CNMV un folleto de emisión. En él, se ofrece al inversor una información completa sobre la entidad emisora, su situación económico-financiera y demás datos de interés para adoptar una decisión de inversión fundada.

El proceso de una OPV suele seguir un desarrollo temporal determinado, con períodos establecidos para conocer la demanda potencial de las acciones, fijación del precio y recepción de solicitudes formales de compra. Si las solicitudes superan las acciones ofrecidas, se adjudican con prorrateo, pudiendo utilizarse diferentes fórmulas.

Para más información consulte la ficha “Las ofertas públicas de acciones (OPV/OPS)”.